Síguenos en
Bienvenido a
Merc Elite Beta
 
Entra en tu nueva cuenta después de escribir tu código beta
¿No tienes un Código Beta?
Inscríbete aquí para recibir una invitación:
 
 
 
Resumen
Merc Elite es un juego MOBA militar basado en el futuro cercano, en una era de guerras de guerrillas entre soldados contratados por megaconglomerados corporativos. Un exclusivo sistema de combate de fuego directo basado en el uso realista de coberturas proporcionará una experiencia nueva incluso a los jugadores más experimentados en juegos MOBA. Los terrenos de batalla variados y elaborados ofrecen una gran cantidad de opciones tácticas para garantizar una acción tensa, excitante y constante en batallas de cinco contra cinco. Desbloquea armamento militar avanzado, habilidades nuevas y mercenarios poderosos al mismo tiempo que diriges a tus guerreros y los conviertes en los mejores soldados a sueldo del mundo.

Merc Elite se dirige a los jugadores de MOBA cansados del típico ambiente de fantasía y a los aficionados de los shooters que busquen una experiencia única y completamente nueva. Merc Elite es un juego gratuito de combates justos que dependen de las habilidades del jugador. Su modelo de monetización se basa en la conveniencia y en la aceleración del progreso así como en la venta de contenidos exclusivos. Se basa en la tecnología Unity Web Player y no requiere la descarga de un cliente: nunca te habrías imaginado que tu navegador podía ofrecer un juego tan fantástico.
Trasfondo
En un futuro cercano, el mundo está derruido y en llamas.

Cinco corporaciones se han erigido sobre las ruinas humeantes de los estados fallidos y pretenden controlar una sociedad desilusionada y sin ley. Uno tras otro, los gobiernos nacionales se han hundido al no saber hacer frente al dinero y al poder de estos conglomerados, por lo que sucumbieron a sus recursos financieros superiores y a sus tácticas malévolas.

Estas corporaciones se dieron cuenta rápido de que su influencia sobrepasaba las fronteras internacionales y que contaban con el respaldo de poderes militares a sueldo. A medida que el panorama internacional se difuminaba, las corporaciones empezaron a contratar directamente a sus propias fuerzas y se dieron cuenta de que la mayoría de las misiones se cumplían mejor con unidades bien equipadas, altamente formadas, pequeñas y móviles.

Los cinco multiconglomerados ahora son los únicos que garantizan una cierta apariencia de estabilidad en un mundo ansioso que prefiere agachar la cabeza, consumir sus artículos de lujo y vivir en una ciudad segura de alguna de estas corporaciones dirigida por sus empleados. Cada una de estas megacorporaciones cultiva, fabrica, produce y vende prácticamente de todo, y cada una abastece a un modelo de consumidor muy específico, pero siempre hay corporaciones más pequeñas ansiosas por llevarse un pedazo del pastel y que intentan suplantar a una de las Cinco Grandes.

Cuando un cliente corporativo debe realizar una acción agresiva o cuyo resultado negativo le afectaría en exceso, se limpia las manos y, por política de empresa, lo desvía a los expertos: las bandas y agencias de mercenarios que han surgido de esta destrucción global masiva. Se componen básicamente de antiguos miembros de las fuerzas armadas de todos los países. Algunos no son mucho mejores que piratas pero la mayoría tienen perfiles profesionales y son trabajadores mortíferos, experimentados y equipados con lo último en tecnología. Son lo mejorcito que hay en el mundo de los mercenarios: la élite.